La tendencia del 2020 que no sabíamos que íbamos a adoptar: Home Office

Debido al COVID-19 y para evitar riesgos de contagio, la mayoría de las personas han tenido que acudir al Home Office. Aquí te van algunas recomendaciones para armar la oficina perfecta en casa y alcanzar la mayor productividad.

Arma la oficina perfecta en casa

Hasta hace un tiempo, trabajar en casa era solo para profesionales de algunos rubros o sectores. Sin embargo, hoy nos encontramos bajo un contexto complicado debido al COVID-19 y para evitar riesgos de contagio, la mayoría de las personas han tenido que acudir al Home Office.

Para muchos, esta modalidad es algo completamente nuevo y como con cualquier cambio importante, empezar con algo nuevo puede ser abrumador al principio. Así que aquí te van algunas recomendaciones para armar la oficina perfecta en casa y alcanzar la mayor productividad.  

  • Aléjate de la pijama. La pijama puede ser vinculada con descanso y muchas veces nos invita al “bed office”. Por eso, recomendamos un baño y luego elegir un outfit cómodo y presentable (¡en caso de alguna videollamada te sorprenda!). Cambiar de energía es esencial para arrancar bien el día.
  • Establecer un horario de trabajo. Hoy en día somos dueños de nuestro tiempo y por ello debemos saber cómo administrarlo. Es importante ponerte un horario laboral de ‘entrada’ y ‘salida’. Solo así tendrás una estructura y podrás organizar bien tu día. Es importante también establecer ciertos breaks ya sea para estirarte, tomar agua, caminar un poco o comer. Esto ayuda a despejar la mente y recargar energías para continuar. Algo que puede ayudar mucho es poner alarmas o notificaciones en tu calendario. De esta manera, no se te pasan las horas y respetas tus horarios. Aquí una aplicación que te puede ayudar.
  • Planifica tu día: Define y enlista tus objetivos, metas y  to-do’s diarios. Inicia tu día haciéndolo, ya que te permitirá medir tiempos y poder organizarte. Esto ayudará a no quedarte con pendientes y no olvidar ninguna tarea.
  • Generar un espacio de trabajo. Este punto es muy importante, ya que la productividad va de la mano con la comodidad. Elige un lugar de casa o departamento donde te sientas más concentrado y no haya mucha circulación. Procura trabajar en un escritorio o mesa con algún compartimiento para que puedas guardar documentos u objetos que necesites a la hora de trabajar. Encuéntralo aquí ¡Anímate a agregarle alguna planta o decoración a este espacio!
  • Gran parte de tu día será sentado, por eso evita dolores de cuello, espalda y lumbar con una silla ergonómica. Deberás nivelarla a una altura ideal para no encorvarte y que tu espalda esté recta. Encuentra una aquí.
  • Tu computadora debe tener una ligera inclinación por debajo del foco de la visión. Por eso, en caso utilices una laptop, recomendamos recurrir a una pila de libros bajo ella o a un soporte para laptop. Encuéntralo aquí.
  • Es muy importante contar con un buen internet para que no se rompa el flujo de trabajo y evitar problemas de conexión en video llamadas.

  • Procura trabajar con luz natural. El neurocientífico y profesor de la Escuela de Medicina de Harvard, Steven Lockley, ha confirmado que la luz natural es un estimulante agudo que alerta directamente al cerebro.  Estarás más alerta y mejorarás tus funciones cognitivas; potencialmente serás más productivo en el trabajo.
  • Evita distracciones. El celular es el principal causante de distracción, por ello te recomendamos desactivar las notificaciones de Whatsapp o redes sociales. Tener al alcance todos los objetos que necesites para no perder tiempo yendo a buscarlos y distraernos con algo en el camino. En caso que no estés solo en casa, es importante que las personas que viven contigo estén en la misma página y establecer límites sobre el tiempo de trabajo.
  • Finaliza tu día laboral. Al estar en casa, puedes terminar extendiendo tus horas de trabajo, por ello es importante tomar en cuenta el punto 2. Muchas personas al sentirse sumamente productivas, quieren seguir y seguir, por ello también es importante hacerle caso a nuestro punto 3. Siempre habrá algo más que hacer, pero por ello debes separar lo urgente de lo que no lo es para poder desconectarte.

A medida que pase el tiempo, cada vez seremos más los que trabajemos desde casa. Si bien no sabemos cuándo volveremos a la “normalidad”, muchas empresas ya están pensando incorporar esta modalidad como parte de sus políticas. ¡Esperamos que todos estos consejos te hayan ayudado!

Suscríbete para recibir los próximos artículos
Suscribirme

Conclusiones

Equipo Editorial Síclo

Sigue aprendiendo

Suscríbete para recibir las últimas noticias

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.